Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

8 minutos de descenso a la muerte

Tiempo de lectura: 1 minutos

Os comparto la publicación en formato audio, que he publicado en mi blog de tecnología Vidas en Red, en el que comparto las reflexiones sobre el triste accidente de avión y algo que hace tiempo llamó mi atención en unas conferencias TED donde un hombre llamado Rick compartía su experiencia al saber que su avión estaba apunto de estrellarse y que con casi toda seguridad iba a morir.

Cuando la vida te cambia en 5 minutos

Tiempo de lectura: 2 minutos

Hace tiempo en las conferencias TED un hombre llamado Rick habló de su experiencia en un avión que perdió dos motores en pleno vuelo. En esos pocos minutos preparándose para el impacto sacó varias conclusiones que me han llevado a reflexionar sobre el triste accidente aéreo que costó la vida a 150 personas camino de Alemania.

Tener la certeza de que vas a morir en unos pocos minutos es un baño de realidad que hace que se disipe todo lo que es superfluo.

La primera conclusión que sacaba este pasajero que finalmente sobrevivió al aterrizar la aeronave en el río Hudson es que la vida te puede cambiar en un instante. Esta es una verdad a la que vivimos ajenos. Esto hace que preocupaciones absurdas se muestren como son, como estupideces sin relevancia. Esto hace que la vanidad desaparezca, cosas por las que nos afanamos y por las que ponemos mucho empeño. También esto debe hacernos pensar en todas las cosas importantes que hemos dejado para mas tarde y que nunca hacemos, y me refiero a las personas, gente a la que amamos pero a la que no dedicamos tiempo, o no le hemos dicho cuanto las amamos.

Pero lo mas importante. Vivimos de espaldas a la muerte. Durante nuestra vida hemos desterrado de nuestra mente la palabra muerte. Nos creemos inmortales. Pero lo cierto, como me dijo mi hermano en la cama de un hospital, tras sufrir un accidente que podía haberle quitado la vida es que: ” somos más frágiles de lo que nos pensamos”.

Pensar a menudo en la muerte es un ejercicio saludable que nos va a llevar a hacernos las preguntas verdaderamente importantes. Cuestiones que han tenido en vilo a la humanidad pero que nuestra cultura de consumo ha alejado, quien es Dios, si estoy listo para enfrentar la vida futura, como puedo conocer a Dios y estar en buenos términos con El.

La noticia mas grande para aquellos que se hacen preguntas es que Dios mismo irrumpió en nuestra realidad para despertarnos del sueño en el que vivimos u ofrecernos un camino para encontrarnos con Dios, y ofrecernos una solución ante nuestro fracaso moral como seres humanos. Esa solución es una misión de salvamento, en la que Dios nos ha ofrecido toda la ayuda que necesitamos para no solo conocerle, sino estar en buenos términos con El.

Por Converso

Imagen de César González Palomo bajo licencia Creative Commons

Deseos que se escurren

Tiempo de lectura: 4 minutos

Vivimos, deseamos, perseguimos nuestros sueños, nos dejamos llevar, sobrevivimos, superamos, nos dolemos, cicatrizamos, disfrutamos… La vida está llena de etapas muy distintas unas de otras. Si tenemos el privilegio de vivir muchos años, tenemos tiempo para los más variados sentimientos. Hay tiempo para todo a lo largo de la vida. Sin embargo hay algo que siempre está allí y cuando falta enfermamos. Lo que siempre está allí es el deseo. Es deseando que buscamos, tomamos decisiones, priorizamos… La falta de deseo es lo que ocasiona aquello que los psiquiatras llaman depresión. Uno no tiene ganas de nada, está hundido y no es capaz de levantarse. Vive sin ganas de vivir. No desea, está decepcionado con la vida. Quizás también consigo mismo.

Leer más

A la cima con Jesús

Tiempo de lectura: 2 minutos

Esta semana en la serie documental Planeta Calleja el experto escalador Jesús Calleja retaba a una nueva celebridad a uno de sus desafíos. En esta ocasión el conocido presentador de televisión Jesús Vázquez asumía el reto de llegar a la cima de la montaña más alta del Japón, el monte Fuji. Cerca de 4.000 metros de altitud pusieron a prueba al conocido aspirante, quien fue enmudeciendo conforme pasaban las horas de ascenso. El sol pegaba fuerte y la nieve cortaba los labios de los que se atrevieron con la naturaleza.

Leer más