Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

Sin vivir

Tiempo de lectura: 3 minutos

Acabábamos de conocer la muerte del actor Robin Williams supuestamente por suicidio cuando uno de mis compañeros dijo: “tío yo esto no lo entiendo ¡esta gente lo tiene todo! ese hombre podía conseguir todo lo que quisiera, no entiendo cómo se puede terminar así…!”.

Seguramente es un planteamiento que muchos nos habremos hecho al conocer casos similares. Pero si lo miramos fríamente ¿qué tiene que ver tenerlo todo con la tragedia que supone la muerte? o en el caso de Williams, la tragedia que le suponía vivir.

La conocida actriz y cantante de nacionalidad francesa Dalida se suicidó a los 54 años mientras se encontraba hundida en el pozo de la depresión, también lo tenía todo, pero dejó una nota escrita que decía: “la vida se ha vuelto insoportable. Perdóname”.

Leer más

El show de la vida

Tiempo de lectura: 3 minutos

El domingo por la tarde miraba los titulares del informativo mientras preparaba con mi pareja una de nuestras cenas favoritas: pan con tomate y jamón. La antítesis de lo que contemplaban mis ojos. El noticiero abría con los efectos de los bombardeos en una de las zonas conflictivas de oriente próximo. Las imágenes mostraban unos padres jóvenes que sostenían desesperados a bebés y niños muertos por causa de la artillería. Me impactó mucho. No me tengáis por ingenuo, he visto millones de imágenes similares y tal vez peores (soy ciudadano de este mundo) pero de alguna manera me afectó ver esos cuerpos de niños que parecían de cera. Jamás captaríamos su autenticidad si no fuera por las manchas de sangre en sus ropas y las lágrimas de sus familiares. Me indigné, porque normalmente avisan al espectador de que las imágenes que va a ver pueden herir su sensibilidad, pero parece que según el tipo de información se elude esa advertencia, tal vez en algunos casos haya un interés en que así sea. En cualquier caso, he de reconocer que al paso que vamos nuestra sensibilidad será lo que menos importe ya que estamos más cerca del hormigón que del lirio y seguramente por eso necesitemos encontrar algo o alguien que nos quebrante.

Leer más

Buenas noticias

Tiempo de lectura: 2 minutos

Laura se encontraba en la sala de espera del hospital. La silla era incómoda y su mirada intentaba distraerse con uno de los pósters médicos que colgaban de la pared. Su expresión era de resignación y era imposible esconder su desánimo. Ya llevaba semanas sintiendo un dolor muy molesto en la parte trasera de su cabeza, padecía tensión en sus cervicales y vivía con mucha ansiedad. Además temía ir a trabajar por si pudiera marearse y perder el control de sí misma. Ahora esperaba con impaciencia que alguien llamara su nombre para hacerse una prueba más que revelara aquello que no tenía y descartara lo que sufría. A pesar de estar sana, padecía como una enferma y siempre tenía la sensación de que nadie podía encontrar lo que realmente le sucedía. “Lo peor es tener que esperar los resultados” -decía ella-. Leer más