Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

La primera red social (7) : Compartiendo conocimiento

Tiempo de lectura: 3 minutos

La historia de hoy la he titulado “Compartiendo conocimiento” ya que creo que engloba otra de las características que nos ofrecen las redes sociales, como es el poder compartir contenidos. Es exactamente lo que pasó en la historia que sale relatada en Hechos 8: 26-40.

Si leéis la historia que os he enlazado, quizás las primeras sensaciones que tengáis sean de completo escepticismo, es decir, puede que os parezca un relato más de ciencia ficción que real y por tanto histórico. Quizás eso de leer que un ángel habló con Felipe para indicarle a dónde debía ir os parezca algo sobredimensionado, así como también que Felipe, una vez hecho lo que tenía que hacer, simplemente desapareció. Pero me gustaría hacer un pequeño apunte con el objetivo de que os animéis a ver la historia al completo, que el árbol no os impida ver el bosque.

La historia está llena de farsantes, de iluminados que por extrañas razones creyeron ser algo así como dioses o venidos del cielo, estamos hartos de estas historias que atentan contra nuestra capacidad de pensar. No creemos en esas historias sobrenaturales que cuentan de estos iluminados, quizás al oirlas nos sobrecoge cierta rabia por pensar que se nos toma por idiotas. Esto es algo que se traslada a las historias de la Biblia, pensamos que todo lo sobrenatural fue inventado, no lo creemos. ¿Por quién me tomas? -puede que pienses-.

En parte entiendo esta forma de pensar, pero me gustaría abrir el interrogante que para mí es decisivo para creer en estos hechos sobrenaturales que nos cuenta esta historia, así como muchas otros que salen reflejados en la Biblia.

Supongamos por un momento que Dios es real. Existe y nos creó. ¿No puede el Ser que nos creó actuar por encima de las leyes naturales que El mismo ha creado? ¿No podría El hacer cosas que escapan de las posibilidades y comprensión humanas?

Ahora vayamos al bosque. Habia un hombre que al parecer tenía buen cargo, lo cual en la época lo hacía un hombre respetable. Aquí está, bajo mi punto de vista, una de las cosas hermosas que nos enseña esta historia. Que fuera un hombre respetable y culto no hacia que por eso entendiera lo que leía. Necesitó de otro, seguramente de un rango mucho más humilde que el suyo que le contase lo que había sucedido con Jesús, y de la relación del texto que estaba leyendo, escrito muchísimos años antes, con lo que había pasado apenas unos días o meses antes. Así fue la primera red social o la primera comunidad cristiana, los rangos sociales no eran signo de superioridad en dicha comunidad. Además, esta historia nos muestra una de las cosas mas impresionantes de lo que llamamos Evangelio. Lo que ocurrió con Jesús estaba escrito desde 500 a 700 años atrás, a lo largo de muchas generaciones distintas, por diferentes personas. Hay muchísimas profecías biblicas que se cumplieron con Jesús. Además, la que leía el hombre en ese momento es una de las de mayor relevancia, pues es la que relata la crucifixión de Jesús. Lo hace de forma sorprendentemente detallada. Lo encontramos en Isaías 53, y por si os interesa profundizar un poco sobre la historia de este libro os dejo este enlace a la Wikipedia.

Otro de las cosas que me llama la atención es el tema del bautismo. Los españoles solemos entender el bautismo como aquel trámite que hacen algunas familias para que el bebé nacido tenga “papeles católicos”, y por ejemplo, el día de mañana pueda casarse por la iglesia. Nada hay mas lejos de lo que transmite la Biblia del bautismo, ya que era un acto que se hacía como signo de la fe en Jesús. Los cristianos creían y se bautizaban, lo hacían no porque nadie decidiera por ellos, sino por propia decisión: “¿Que impide que sea bautizado ahora?” -preguntó el eunuco-.

Interesante es también que alguien con cierto rango y reputación al ver un pequeño estanque en medio del desierto pida ser bautizado allí mismo, y es que aunque en la actualidad parezca mentira, el cristianismo no entiende de parafernalias… El eunuco no necesito de un ambiente lujoso, ni convocar un acto de la corte para bautizarse, lo hizo allí mismo, en pleno desierto.

¿Hay algo que te haya sorprendido a ti?

Por Jairo Cortés

 

Anteriores de la Serie:

1. La primera red social

2. Extrañas reacciones I

3. Extrañas reacciones II

4. El #hashtag de @Esteban

5. El timeline de Saulo

6. Cuando la quisieron comprar

 

Comentarios

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web

cinco × uno =