Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

La primera red social (6): Cuando la quisieron comprar

Tiempo de lectura: 2 minutos

 

Es común oír que grandes empresas del mundo tecnológico compran startups prometedoras. Google, Facebook, Microsoft y Apple llevan cada vez mayor peso del mercado gracias a que cuando surge una buena innovación, sacan la billetera y hacen suyo el proyecto. Un claro ejemplo de esto lo vemos con Android, un sistema operativo para móviles que está siendo un gran éxito para Google pero que no nació en sus propias oficinas.

Hoy quiero hablamos de la historia de Simón el Mago, que vemos relatada en el libro de los Hechos capítulo 8 y versículos del 9 al 25.

Simón era un mago reconocido en su provincia, todos iban a ver, sorprendidos, sus artes mágicas. Pero en el transcurso de su historia aparecieron estos hombres hablando de Jesús, cosa que en un primer momento me supongo que desviaría la atención de la gente por sus artes mágicas. El texto nos cuenta que Simón el Mago creyó este Evangelio del que hablaban, tanto es así que se unió a la comunidad de cristianos.

Pero la historia llega a un punto importante, y es cuando vio que Pedro y Juan ponían sus manos sobre la gente que había creído en Jesús y algo sucedía, recibían el Espíritu Santo.

Quizás hablar de esto no sea el mejor método de marketing para llegar a vosotros, pero la Biblia es así, no busca convencernos sino informarnos, por lo que yo trataré de hacer lo mismo.

Y es que si tratara de esquivar este tema, estaría comiéndome uno de los temas más importante de este mensaje que os queremos transmitir. Puede que os resulte de misticismo caduco, imposible de creer en nuestros tiempo. ¡Por favor! ¿¡Por quien nos tomas!? Estamos en pleno siglo XXI – pensará alguno -.

Pero la fe en Jesús no es algo con lo que te sientes mejor, no es elegir un modo de vida moralista, no es un pensamiento que añadimos a nuestra propia filosofía vital… Es nacer de nuevo.

¡Allí ya Te has pasado de la raya! -puede que pienses-. Pero déjame que te haga una pregunta. ¿No crees que la muerte del Hijo de Dios tuvo que ser para algo mas que para vivir una vida más moralista? ¿Necesitábamos tanto para tan poco?

Y es que puede que haya muchos métodos cristianos, muchas teorías de cristianismo, pero lo que transmite la Biblia es que cuando creemos en Jesús recibimos el mismo Espíritu que estuvo en El. No para hacernos gente superior, ni superhombres, seguimos siendo exactamente los mismos, pero con la diferencia que ha sido restaurado algo que hace mucho tiempo quedó totalmente roto: nuestra relación con Dios, el ser que nos ha creado.

Las monedas no podían comprar aquello que costó la muerte de un ser inmortal…

 

Anteriores de la serie:

1. La primera red social

2. Extrañas reacciones I

3. Extrañas reacciones II

4. El #hashtag de @Esteban

5. El timeline de Saulo

 

Comentarios

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web

cuatro × uno =